Go to Top

Portugal – España

Nuestra vecina Portugal se ha convertido en un país con nuevas oportunidades para las empresas españolas, ya que el comercio luso representó más del 75% del PIB entre 2010 y 2012. Desde su adhesión a la Unión Europea, Portugal ha implementado y mejorado notablemente sus infraestructuras, lo que ha provocado que las inversiones nacionales e internacionales hayan aumentado de forma exponencial en los últimos años.

El país luso posee una moderna industria manufacturera formada por pequeñas y medianas empresas. Sus principales sectores de actividad son la ingeniería mecánica, la metalurgia, el textil y la construcción. Además, Portugal posee una industria de fabricación de moldes con una importancia a nivel mundial y ha desarrollado grandes avances en el sector automovilístico. La estructura de las importaciones y exportaciones ha cambiado en los últimos años, provocando que la economía portuguesa se abra al exterior, por ejemplo, exportando cada vez más equipos tecnológicos.

“En 2013 Portugal tuvo un excedente comercial histórico, ya que las exportaciones aumentaron más rápido que las importaciones”

En cuanto a la agricultura, los principales productos son el trigo, el maíz, los tomates, las patatas y la uva. En el sector industrial destacan los artículos textiles, calzado y productos para la industria automotriz. Otros productos significativos son el papel, artículos basados en el corcho, la madera, aparatos eléctricos, químicos y cerámicas.

Con un PIB de más de 236 billones de dólares y gracias a estos buenos resultados, Portugal formó parte del primer grupo de países fundadores de la Zona Euro (efectiva desde el 1 de enero de 1999).

Por todo ello y gracias a su inmejorable situación dentro de la Península Ibérica, Portugal se ha convertido en uno de los principales países con los que operamos en Cargo Network. Su cercanía, la facilidad de las comunicaciones, el idioma y su crecimiento exponencial, junto con nuestra eficacia y rapidez en la recogida y envío de mercancías, han convertido a Portugal en un lugar ineludible con el que mantener relaciones comerciales.